Andalucía
Edición Cantoria - Andalucía - Andalucía comparte en un encuentro europeo su Estrategia de Salud en todas las Políticas
Andalucía comparte en un encuentro europeo su Estrategia de Salud en todas las Políticas

ANDALUCÍA.- La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha participado hoy en Sevilla en el encuentro ‘Public Health for All’, de la Red de Regiones por la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa que se celebra en Sevilla, donde ha expuesto las principales líneas del IV Plan Andaluz de Salud, que parte de la consideración de la salud como un “derecho y como un recurso para el desarrollo social y económico de Andalucía”. En esta línea, ha explicado que este Plan busca la reducción de desigualdades, a la que otorga “prioridad absoluta”, de ahí que se impulse la Estrategia de Salud en Todas las Políticas, de manera que “todos los departamentos de gobierno se comprometen a trabajar en los determinantes que entran dentro de sus competencias”.

El Plan Andaluz de Salud, según la titular de Salud, es el instrumento operativo para el desarrollo de esta política que prima “la equidad y el acceso universal a los servicios sanitarios públicos, a través de un sistema que maximiza la accesibilidad para garantizar el derecho a la atención sanitaria de todas las personas, independientemente de su situación económica, social o administrativa”.

La consejera ha señalado que el papel de la Red de Regiones por la Salud de la OMS en Europa ha sido fundamental para el aprendizaje mutuo entre las regiones, a través del intercambio de conocimiento y experiencias. Asimismo, ha sido “clave el empeño sostenido de la OMS para tejer redes y alianzas entre países, regiones y grupos de interés, para el avance armónico de las políticas y estrategias de salud pública, con el objetivo común de alcanzar la Salud para Todos”.

Factores relacionados con más del 40% de las enfermedades más frecuentes

Álvarez ha resaltado que los factores sociales, políticos o ambientales se relacionan con más del 40% de las enfermedades más frecuentes, especialmente el cáncer, la diabetes, las enfermedades respiratorias, las enfermedades mentales o las cardiovasculares, entre otras. Por eso, ha continuado, los servicios sanitarios pueden contribuir a mejorar la salud, pero no pueden modificar estos factores, por lo que “es necesario que se desarrollen políticas dirigidas a combatir el desempleo, la pobreza, la precariedad, la contaminación, el fracaso escolar y otros determinantes sociales que se relacionan con las desigualdades en salud”.

Marina Álvarez ha explicado que el Plan Andaluz de Salud se traduce en Planes Locales de Salud, para llevar las acciones al nivel “más cercano al ciudadano, donde convergen las políticas públicas”. Estos planes aglutinan la “participación de líderes sociales, familias, medios de comunicación y agentes de la comunidad, con el liderazgo de los ayuntamientos, y movilizan las políticas locales y los recursos propios de cada municipio, que se transforman así en Activos para la Salud, un concepto totalmente revolucionario para el enfoque tradicional de la promoción de la salud”.

En la actualidad, hay 167 municipios adheridos a esta Red de Acción Local en Andalucía (RELAS), lo que supone más del 20% (21,33%) de los ayuntamientos andaluces, dando cobertura a más del 50% de la población andaluza (50,08%).

La consejera también se ha referido a la Evaluación del Impacto en Salud, la primera norma de estas características que permite a una Administración sanitaria “evaluar los efectos de determinados proyectos y políticas sobre la salud de la población, con carácter preceptivo y vinculante, y proponer medidas alternativas”. Álvarez ha puesto como ejemplo los Planes Generales de Ordenación Urbana, considerando los aspectos relativos a la movilidad sostenible.

Planes integrales

La consejera ha señalado que el IV Plan Andaluz de Salud también define metas y objetivos para mejorar la atención sanitaria de los problemas de salud más prevalentes, a través de los Planes Integrales de Salud, que plantean un conjunto de actuaciones, basadas en la evidencia científica, que pueden contribuir a mejorar los resultados en salud de la actuación sanitaria en un problema concreto.

Estos planes incorporan la perspectiva de la “promoción de la salud, la prevención, el diagnóstico precoz, la atención y la recuperación, así como el protagonismo de pacientes y profesionales, cuya participación activa se considera imprescindible”, ha dicho. En 2003, se definió el Primer Plan Integral para abordar el cáncer y actualmente hay en marcha veinte Planes Integrales de Salud, elaborados y desarrollados por profesionales de referencia, junto a organizaciones científicas y sociales involucradas.

En esta línea, Álvarez ha resaltado que hay indicadores de evolución positiva en todos los planes y ha señalado que se observa una “reducción en la mortalidad y las complicaciones en la diabetes, una importante reducción en los tiempos de respuesta ante eventos cardíacos o un aumento en la supervivencia por los cánceres tratables más frecuentes”. Asimismo, hay “buenos resultados en tabaquismo, obesidad infantil o sedentarismo, factores de riesgo comunes y muy sensibles al gradiente social”, ha manifestado.

La titular de Salud ha explicado que los resultados positivos “nos han animado a dar un paso más en la planificación sanitaria, trasladando los objetivos de cada Plan Integral a un Plan Operativo Local, adaptado a las características específicas de las distintas zonas, considerando los recursos sanitarios disponibles”. Así, la Junta ha comenzado por los nueve problemas de salud que concentran la mayor parte de nuestra actuación sanitaria: cáncer, diabetes, salud mental, cuidados paliativos, cardiopatías, ictus, dolor, enfermedades músculo-esqueléticas y enfermedades crónicas. Los equipos de Atención Primaria y sus referentes hospitalarios han trabajado de forma conjunta para conocer las necesidades de su población y adaptar a su territorio los objetivos y las acciones priorizadas.

Andalucía
Edición Cantoria - Andalucía - Andalucía comparte en un encuentro europeo su Estrategia de Salud en todas las Políticas
Andalucía comparte en un encuentro europeo su Estrategia de Salud en todas las Políticas

ANDALUCÍA.- La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha participado hoy en Sevilla en el encuentro ‘Public Health for All’, de la Red de Regiones por la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa que se celebra en Sevilla, donde ha expuesto las principales líneas del IV Plan Andaluz de Salud, que parte de la consideración de la salud como un “derecho y como un recurso para el desarrollo social y económico de Andalucía”. En esta línea, ha explicado que este Plan busca la reducción de desigualdades, a la que otorga “prioridad absoluta”, de ahí que se impulse la Estrategia de Salud en Todas las Políticas, de manera que “todos los departamentos de gobierno se comprometen a trabajar en los determinantes que entran dentro de sus competencias”.

El Plan Andaluz de Salud, según la titular de Salud, es el instrumento operativo para el desarrollo de esta política que prima “la equidad y el acceso universal a los servicios sanitarios públicos, a través de un sistema que maximiza la accesibilidad para garantizar el derecho a la atención sanitaria de todas las personas, independientemente de su situación económica, social o administrativa”.

La consejera ha señalado que el papel de la Red de Regiones por la Salud de la OMS en Europa ha sido fundamental para el aprendizaje mutuo entre las regiones, a través del intercambio de conocimiento y experiencias. Asimismo, ha sido “clave el empeño sostenido de la OMS para tejer redes y alianzas entre países, regiones y grupos de interés, para el avance armónico de las políticas y estrategias de salud pública, con el objetivo común de alcanzar la Salud para Todos”.

Factores relacionados con más del 40% de las enfermedades más frecuentes

Álvarez ha resaltado que los factores sociales, políticos o ambientales se relacionan con más del 40% de las enfermedades más frecuentes, especialmente el cáncer, la diabetes, las enfermedades respiratorias, las enfermedades mentales o las cardiovasculares, entre otras. Por eso, ha continuado, los servicios sanitarios pueden contribuir a mejorar la salud, pero no pueden modificar estos factores, por lo que “es necesario que se desarrollen políticas dirigidas a combatir el desempleo, la pobreza, la precariedad, la contaminación, el fracaso escolar y otros determinantes sociales que se relacionan con las desigualdades en salud”.

Marina Álvarez ha explicado que el Plan Andaluz de Salud se traduce en Planes Locales de Salud, para llevar las acciones al nivel “más cercano al ciudadano, donde convergen las políticas públicas”. Estos planes aglutinan la “participación de líderes sociales, familias, medios de comunicación y agentes de la comunidad, con el liderazgo de los ayuntamientos, y movilizan las políticas locales y los recursos propios de cada municipio, que se transforman así en Activos para la Salud, un concepto totalmente revolucionario para el enfoque tradicional de la promoción de la salud”.

En la actualidad, hay 167 municipios adheridos a esta Red de Acción Local en Andalucía (RELAS), lo que supone más del 20% (21,33%) de los ayuntamientos andaluces, dando cobertura a más del 50% de la población andaluza (50,08%).

La consejera también se ha referido a la Evaluación del Impacto en Salud, la primera norma de estas características que permite a una Administración sanitaria “evaluar los efectos de determinados proyectos y políticas sobre la salud de la población, con carácter preceptivo y vinculante, y proponer medidas alternativas”. Álvarez ha puesto como ejemplo los Planes Generales de Ordenación Urbana, considerando los aspectos relativos a la movilidad sostenible.

Planes integrales

La consejera ha señalado que el IV Plan Andaluz de Salud también define metas y objetivos para mejorar la atención sanitaria de los problemas de salud más prevalentes, a través de los Planes Integrales de Salud, que plantean un conjunto de actuaciones, basadas en la evidencia científica, que pueden contribuir a mejorar los resultados en salud de la actuación sanitaria en un problema concreto.

Estos planes incorporan la perspectiva de la “promoción de la salud, la prevención, el diagnóstico precoz, la atención y la recuperación, así como el protagonismo de pacientes y profesionales, cuya participación activa se considera imprescindible”, ha dicho. En 2003, se definió el Primer Plan Integral para abordar el cáncer y actualmente hay en marcha veinte Planes Integrales de Salud, elaborados y desarrollados por profesionales de referencia, junto a organizaciones científicas y sociales involucradas.

En esta línea, Álvarez ha resaltado que hay indicadores de evolución positiva en todos los planes y ha señalado que se observa una “reducción en la mortalidad y las complicaciones en la diabetes, una importante reducción en los tiempos de respuesta ante eventos cardíacos o un aumento en la supervivencia por los cánceres tratables más frecuentes”. Asimismo, hay “buenos resultados en tabaquismo, obesidad infantil o sedentarismo, factores de riesgo comunes y muy sensibles al gradiente social”, ha manifestado.

La titular de Salud ha explicado que los resultados positivos “nos han animado a dar un paso más en la planificación sanitaria, trasladando los objetivos de cada Plan Integral a un Plan Operativo Local, adaptado a las características específicas de las distintas zonas, considerando los recursos sanitarios disponibles”. Así, la Junta ha comenzado por los nueve problemas de salud que concentran la mayor parte de nuestra actuación sanitaria: cáncer, diabetes, salud mental, cuidados paliativos, cardiopatías, ictus, dolor, enfermedades músculo-esqueléticas y enfermedades crónicas. Los equipos de Atención Primaria y sus referentes hospitalarios han trabajado de forma conjunta para conocer las necesidades de su población y adaptar a su territorio los objetivos y las acciones priorizadas.