Andalucía
Edición Cantoria - Andalucía - El Gobierno andaluz inicia la elaboración del nuevo Plan para el Impulso de la Lectura
El Gobierno andaluz inicia la elaboración del nuevo Plan para el Impulso de la Lectura

ANDALUCÍA.- El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites del nuevo Plan Estratégico de Impulso de la Lectura en Andalucía, que dará continuidad a las políticas desarrolladas por la Junta en las dos últimas décadas para mejorar los índices de este hábito, fomentar la creación literaria y apoyar a los sectores editorial y librero. La estrategia prestará especial atención a reforzar la comprensión lectora de la población infantil y juvenil de forma acorde con el auge de los contenidos culturales digitales.


Según el último Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros, elaborado por la Federación de Gremios de editores de España, Andalucía se destaca como una de las comunidades autónomas donde más han crecido los índices en la materia, hasta situar a un 92,9% de la población de 14 a 60 años en la franja de lectores frecuentes. Asimismo, según el informa de la plataforma Nubico, ocupa el tercer lugar en lectura en soporte digital, tras Madrid y Cataluña. El nuevo plan reforzará esta evolución, que desde el año 2000 se ha apoyado en dos planes generales de fomento y en otros dos específicos para centros educativos y servicios bibliotecarios.


El acuerdo de formulación aprobado por el Consejo señala que, una vez consolidada la red de bibliotecas con casi el cien por cien de la población andaluza atendida, las principales prioridades en materia de dotaciones se dirigirán a culminar la incorporación de las últimas tecnologías, impulsar la creación de contenidos adaptados a estas innovaciones y generalizar la alfabetización digital. Asimismo, se seguirá apoyando la elaboración de materiales especiales para colectivos en situación de desventaja, como audiolibros y colecciones en \'braille\', y a la apertura de bibliotecas interculturales para inmigrantes y minorías étnicas y lingüísticas.


Otros ámbitos de acción preferente estarán vinculados a las medidas para desempleados de larga duración, centros de educación permanente de personas adultas y residencias y centros de día para mayores; el refuerzo de la colaboración entre las bibliotecas públicas y la Red Guadalinfo de centros de acceso público a internet; la consolidación de los clubes de lectura, y la apertura de las bibliotecas de los centros docentes a todo el público en horario no lectivo.


El nuevo plan, que se aprobará para un periodo de cinco años prorrogable por otros dos, será elaborado bajo la coordinación de la Dirección General de Innovación Cultural y del Libro y con la colaboración de una amplia representación de instituciones, organismos, entidades y asociaciones de los sectores implicados. De este modo, participarán las consejerías de Educación, de Economía y Conocimiento y de Igualdad y Políticas Sociales; los ayuntamientos y las diputaciones provinciales; la Federación Andaluza de Municipios y Provincias; el Sistema Andaluz de Bibliotecas y Centros de Documentación; las universidades; el Centro Andaluz de las Letras, y las fundaciones José Manuel Lara y Antonio Gala, además de representantes de editores, libreros, bibliotecarios, narradores orales, profesionales de la información y la documentación y asociaciones de padres y madres.


Tras los correspondientes trámites de información pública y recogida de propuestas, el texto definitivo será elevado al Consejo de Gobierno para su aprobación en un plazo máximo de doce meses.

Andalucía
Edición Cantoria - Andalucía - El Gobierno andaluz inicia la elaboración del nuevo Plan para el Impulso de la Lectura
El Gobierno andaluz inicia la elaboración del nuevo Plan para el Impulso de la Lectura

ANDALUCÍA.- El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites del nuevo Plan Estratégico de Impulso de la Lectura en Andalucía, que dará continuidad a las políticas desarrolladas por la Junta en las dos últimas décadas para mejorar los índices de este hábito, fomentar la creación literaria y apoyar a los sectores editorial y librero. La estrategia prestará especial atención a reforzar la comprensión lectora de la población infantil y juvenil de forma acorde con el auge de los contenidos culturales digitales.


Según el último Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros, elaborado por la Federación de Gremios de editores de España, Andalucía se destaca como una de las comunidades autónomas donde más han crecido los índices en la materia, hasta situar a un 92,9% de la población de 14 a 60 años en la franja de lectores frecuentes. Asimismo, según el informa de la plataforma Nubico, ocupa el tercer lugar en lectura en soporte digital, tras Madrid y Cataluña. El nuevo plan reforzará esta evolución, que desde el año 2000 se ha apoyado en dos planes generales de fomento y en otros dos específicos para centros educativos y servicios bibliotecarios.


El acuerdo de formulación aprobado por el Consejo señala que, una vez consolidada la red de bibliotecas con casi el cien por cien de la población andaluza atendida, las principales prioridades en materia de dotaciones se dirigirán a culminar la incorporación de las últimas tecnologías, impulsar la creación de contenidos adaptados a estas innovaciones y generalizar la alfabetización digital. Asimismo, se seguirá apoyando la elaboración de materiales especiales para colectivos en situación de desventaja, como audiolibros y colecciones en \'braille\', y a la apertura de bibliotecas interculturales para inmigrantes y minorías étnicas y lingüísticas.


Otros ámbitos de acción preferente estarán vinculados a las medidas para desempleados de larga duración, centros de educación permanente de personas adultas y residencias y centros de día para mayores; el refuerzo de la colaboración entre las bibliotecas públicas y la Red Guadalinfo de centros de acceso público a internet; la consolidación de los clubes de lectura, y la apertura de las bibliotecas de los centros docentes a todo el público en horario no lectivo.


El nuevo plan, que se aprobará para un periodo de cinco años prorrogable por otros dos, será elaborado bajo la coordinación de la Dirección General de Innovación Cultural y del Libro y con la colaboración de una amplia representación de instituciones, organismos, entidades y asociaciones de los sectores implicados. De este modo, participarán las consejerías de Educación, de Economía y Conocimiento y de Igualdad y Políticas Sociales; los ayuntamientos y las diputaciones provinciales; la Federación Andaluza de Municipios y Provincias; el Sistema Andaluz de Bibliotecas y Centros de Documentación; las universidades; el Centro Andaluz de las Letras, y las fundaciones José Manuel Lara y Antonio Gala, además de representantes de editores, libreros, bibliotecarios, narradores orales, profesionales de la información y la documentación y asociaciones de padres y madres.


Tras los correspondientes trámites de información pública y recogida de propuestas, el texto definitivo será elevado al Consejo de Gobierno para su aprobación en un plazo máximo de doce meses.